Naturalizando los espacios del CEIP Gaspar Remiro

Encendiendo la chispa…

En el tercer trimestre del curso pasado dimos inicio a una idea que llevaba rondando por nuestras cabezas mucho tiempo…  transformar los espacios de nuestro cole con el objetivo de conseguir zonas más inclusivas y naturalizadas que respondan a las necesidades de toda la comunidad educativa. Entre esos espacios que queremos transformar están nuestros patios y por ahí empezamos. Presentamos la idea a nuestras familias a través de un vídeo cortito acompañado por una pregunta muy simple: ¿Lo intentamos?

Autora: Inara Hasanova

La respuesta fue rotunda y demostró un respaldo mayoritario de la comunidad educativa a comenzar un proyecto como este. La chispa encendió el fuego y el CEIP Gaspar Remiro se puso manos a la obra.

Primeros pasos…

Entendimos que el mejor camino para iniciar el proceso pasaba por:

  • 1. Explorar cómo nos gustaría que fuese nuestro patio.
  • 2. Formarnos, asesorarnos y conocer otros proyectos con parte del camino recorrido.

Como no podía ser de otra manera, fueron nuestros alumnos y alumnas, los grandes protagonistas, los primeros en hacer una lluvia de ideas a través de un taller lleno de tiza e imaginación.

Varios representantes del claustro y del AMPA marchamos juntos a visitar otras escuelas que habían iniciado este proceso de transformación para aprender de ellos y luego poder contarlo.

Estaremos siempre agradecidos al CEIP Odón de Buen, al CEIP Parque Europa y al CEIP Hispanidad por atendernos con tanta amabilidad y abrirnos sus puertas.

Leímos muchos libros, revistas y hablamos con muchos maestros y maestras. Buscamos imágenes de otros centros y otros patios naturalizados. Compartimos ideas. Y tocó el turno a todo el claustro para expresar sus propuestas.

Y terminamos el curso con el asesoramiento de la PAI, promotora de acción infantil responsable, entre otros muchísimos espacios geniales, del Río y juego o el Espacio bebé de Zaragoza. Mereció la pena y nos iluminaron con sus ideas.

Un alto en el camino…

Llegó el verano. Buen momento para poder llevar a cabo algunas transformaciones de espacios interiores (biblioteca, sala de profesores, aula de música) para seguir leyendo y para conseguir algunos recursos económicos que nos han permitido comenzar el presente curso con fuerza.

Es fundamental la complicidad del ayuntamiento de la localidad en este proceso.

Arrancamos y cogemos velocidad…

Ya estamos metidos de lleno en este proyecto. Creamos un “grupo motor” que formado por maestros, maestras y familias de alumnos y otros agentes externos como arquitectos y compañeras del IES Rodanas no juntamos todos los lunes para, siguiendo las aportaciones
de los alumnos y alumnas y las recomendaciones de nuestras asesoras, diseñar un proyecto para cambiar los recreos de nuestro colegio a través de su naturalización.

Para ayudarnos en este fantástico proceso de renovación, hemos tenido la suerte de poder organizar varias jornadas de formación contando con grandes ponentes que nos han guiado y aportado su visión sobre la naturalización de espacios. Ponencias no sólo abiertas a nuestra comunidad educativa sino a también a toda persona interesada en este proceso. En el encuentro “Verde que te quiero verde”, financiado por el Gobierno de Aragón contamos con la presencia de Heike Freire (Pedagogía verde), Inara Hasanova (Patios Inclusivos), Raquel Egea y Judit Villén (Medio Ambiente en la escuela).

También hemos contado con la formación telemática de Siro López, autor del libro Esencia (referencia en nuestro camino) gracias a la colaboración del Centro de Profesores de La Almunia.

Mucho camino por recorrer…

Estamos muy contentos con el proceso que estamos realizando y con los resultados que estamos obteniendo (tenemos un anteproyecto precioso que enseñaremos en el momento oportuno) pero somos conscientes de lo mucho que nos queda.

Conseguir fondos (y no pocos), establecer prioridades, tener los permisos necesarios, ejecutar obras, etc… y sobre todo implicar cada vez más a toda la comunidad educativa realizando talleres participativos de jardinería o de construcción de mobiliario, por ejemplo. No ha pasado mucho tiempo desde que preguntamos ¿lo intentamos? y estamos viendo los primeros resultados.

Compromiso, voluntad e ilusión son una buena combinación para seguir avanzando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.